El e-commerce, el principal beneficiado junto con las tendencias Omnicanales y el Marketplace

El 2021 ha empezado con fuerza para los sistemas e-commerce, siendo el principal beneficiado en la situación que nos encontramos, dónde muchas marcas han replanteado sus tiendas físicas como canales de venta.


El e-commerce se ha posicionado como el gran reto para las empresas y comercios, por consecuencia de la adaptación de los consumidores hacia el canal online.

Pero no todo es y ha sido bueno para el e-commerce, y es que los sistemas no han sido capaces de soportar algunos de los procesos de negocio, viéndose paralizadas a causa de elevados e inesperados picos de tráfico, colapsando la cadena de suministro y los procesos de realización de pedidos. Es por eso que, comercio digital está experimentado una revolución de gran índole.


Estos cambios han propiciado la aparición de ciertas tendencias cómo;


El Marketplace, para satisfacer las necesidades de los clientes

Las ventas online generadas en marketplaces, representan más del 58% de las ventas online de retailers a nivel mundial.


El impulso de este canal es por parte de las empresas B2B como B2C, con la necesidad de compensar la pérdida de ingresos del 2020, la intención de superar el entorno crítico en el que se encuentra toda la cadena de suministro, así como incorporar nuevos productos y servicios más adaptados al consumidor.


La omnicanalidad como prioridad principal

La omnicanalidad pasa a ser el primer plano para las tiendas físicas. El Clic & Collect ha experimentado un importante crecimiento en el último año, ofreciendo recogidas y entregas más adaptadas a las necesidades de los consumidores.


Ofrecer una experiencia uniforme y consistente a través de los distintos canales, beneficia el aumento de las compras que empiezan en el canal online y terminan en la tienda física y viceversa. Es por eso que las marcas deben ser capaces de conocer a los clientes, recopilar toda la información y ofrecerle a cada un servicio lo más adaptado y personalizado según sus preferencias.


La continuidad de la pandemia nos hace predecir que más consumidores se inclinarán todavía más hacia la compra online u omnicanal, como por ejemplo aquellos que comprueban la disponibilidad del artículo en Internet y lo compran después en la tienda física, o viceversa.


Mejora de la logística con el uso de datos, Inteligencia Artificial y Machine Learning

Las interrupciones en las cadenas de suministro causadas por la pandemia han supuesto un gran reto para toda la gestión logística. Es por eso que las empresas recurren a los sistemas con Inteligencia Artificial, para entregar los pedidos de forma eficiente, conocer los inventarios en tienda ininterrumpidamente para poder atender a las peticiones de los clientes.


Incorporación de servicios digitales para el cliente

Ante un escenario de pandemia, dónde el volumen de llamadas entrantes y los nuevos modelos de trabajo a distancia y flexibles, han favorecido la aparición de figuras como las de los gestores de atención al cliente (CSR), así como nuevos procesos de gestión, introduciendo servicios digitales como el chat online. Estos servicios y herramientas digitales son eficaces para ayudar a los clientes, permitiendo a los equipos de atención al cliente optimizar su trabajo al reducir el volumen de llamadas a las que atender.