¿Estamos viviendo un cambio en la gestión de paquetería?

Pasamos de reprogramar la entrega a la posibilidad de recogerlo cuando mejor le convenga al consumidor

 

Si nos paramos por un momento en mitad de una gran ciudad y observamos a las personas que circulan por ella, veremos que la gran mayoría van con prisas, acelerados, sin mirar atrás. Un ritmo frenético que se propaga a todo, desde las personas hasta los negocios.


Y es que la digitalización de las compras desencadenó una carrera de fondo en el sector logístico. Un solo click y tu pedido puede estar en casa en tan solo 1 hora o pocos días como mucho. ¿No te parece increíble que en cuestión de horas puedas tener en tus manos un artículo que hace nada estaba en la otra punta del país? Aunque la inmediatez en las entregas de compras online no es nada novedoso, si te paras a recapacitar sobre ello llegas a la pregunta de ¿es viable dicha celeridad?.


Los consumidores buscan la seguridad y rapidez en sus compras, y una vez encontrada se acostumbran a ello sin embargo, algo está cambiando porque recibir los pedidos en menos de 24 horas está bien y puede parecer cómodo para el receptor pero la inmediatez no siempre se traduce en comodidad para el usuario. Tener que esperar en casa la recepción de un envío muchas veces supone un suplicio para los consumidores teniendo que adaptar muchos de sus planes diarios a la espera de sus compras. Es por inconvenientes como este por el que las opciones de envío y entregas están viviendo una transformación en búsqueda de una rapidez y comodidad real a la que se añade un plus de sostenibilidad.



Hablamos de los puntos de recogida, los cuales están cambiando las pautas de compra del mercado. Cada vez es más común que tanto ecommerce y transportistas proporcionen esta modalidad de entrega y el mercado la está recibiendo con una gran aceptación. Según un estudio realizado en conjunto por Kantar y Valassis, el 39% de los consumidores optan por los puntos de recogida para recibir sus compras online ya que los conciben como la opción de entrega que les permite un ahorro de tiempo.



El 39% de los consumidores eligen los puntos Click and Collect como medio para ahorrar tiempo gracias a su adaptabilidad de horarios.


Los envíos ultrarrápidos suponen un desafío para todas las partes que participan en el proceso directo e indirecto: el comercio, el transportista, el consumidor final y la sociedad. Querer entregar las compras de forma inmediata a domicilio requiere de una gran movilización de todos las partes que muchas veces conlleva un reto: stocks constantes, optimización de la logística, reprogramaciones de las entregas, esperas en casa, congestión del tráfico, polución y un sin fin de trabas que se pueden reducir y gestionar de manera más eficiente y eficaz para todos a través del fomento de los puntos Click and Collect, los cuales son compatibles con la rapidez, el ritmo de vida de los consumidores y una forma de entrega y recogida sostenible.


El consumidor está pasando de reprogramar sus entregas una y otra vez a elegir cuándo recogerla dentro de unos horarios que se adaptan a su disponibilidad horario o a los imprevistos de última hora. Sin duda los puntos Click and Collect tanto en comercios como a través de taquillas inteligentes está en alza.