Incremento del 22,7% en contratación durante el Black Friday

El 69,8% de los contratos se producirán en el sector logístico
 

El día del soltero, ofertas puntuales, descuentos por liquidación y un sin fin de promociones llenas de descuentos, pero la que de verdad espera gran parte de la sociedad es un esa que pasa el último viernes de noviembre bueno, pasaba el último viernes del año porque ahora el Black Friday, o Viernes Negro, se prolonga durante días o incluso semanas.


Esta fecha tan puntual ha hecho que el sector logístico y retail la tengan marcada en sus calendarios como una de las fechas más importantes del año, tanto es así que los operadores logísticos de última milla y aquellos dedicados al e-commerce llevan alrededor de 6 meses planificando la estrategia de actuación para hacer frente a estas promociones.

Operadores logísticos de última milla y aquellos dedicados al 
e-commerce llevan alrededor de 6 meses planificando la estrategia de actuación.

La empresa de empleo Randstad, prevé que nada más ni nada menos se creen alrededor de 43.170 contratos para esta campaña (Black Friday, Cyber Monday y Navidad). Esta cifra de contratación sería la más alta en los últimos años, un 22,7% más que hace un año y casi un 49% respecto a 2019.


Comunidades autónomas con mayor incremento de contrataciones para esta campaña. Randstad

7 de cada 10 de estos contratos están ligados al sector logístico que buscan un crecimiento de plantilla para poder afrontar la carga de trabajo que suele generar esta campaña comercial. Un crecimiento de contrataciones del 26,7% en el sector respecto al año pasado, cifra que impacta pues aunque muchos operadores logísticos coinciden en que esta campaña se puede clasificar como atípica debido que aun estando presente la incertidumbre de abastecimiento a causa de la escasez de materias primas, se prevén aumentos generalizados en el volumen de reparto.


Tal y como indica María Salcedo, directora de Experts for Experts, “ El Black Friday es una campaña corta pero con altísima rotación” por lo que el sector lleva semanas preparando stocks como medio de prevención de desabastecimiento, reforzando la flota y capacidad logística mediante la apertura de hubs estratégicos que agilicen la distribución logística de los envíos.


Si te sorprende el despliegue logístico y comercial que te estamos contando te diremos que no es para menos, la patronal de logística y transporte de España (UNO), ha hecho una estimación de que las empresas de reparto llegarán a gestionar 106 millones de envíos durante esta temporada de compras. Toda compra supone una probabilidad de devolución y la UNO espera que la tasa de devoluciones pueda llegar hasta un 35,5% por lo que una buena planificación y correcto análisis de datos referentes a los volúmenes de carga de años anteriores harán posible estimar la carga durante estos meses e intentar hacerle frente reduciendo los imprevistos.


¿Cómo lo afronta el e-commerce?


Movilizar 1 millón de paquetes al día es todo un reto al que se enfrenta no solo el sector logístico sino que también los comercios, por lo que estos últimos han ido buscando sus estrategias para no acabar desbordados, o al menos intentarlo.


Algunos e-commerces afirman que las ventas se pueden hasta triplicar durante estas fechas por lo que buscar estrategias es un punto en su lista de tareas del que no pueden pasar si se quieren detectar los posibles cuellos de botella.

Algunos e-commerce afirman que las ventas se pueden hasta triplicar

Al consumidor no solo le importan las promociones y descuentos que destacan durante estos días sino que tiene muy presente cómo las empresas gestionarán el proceso de envío de sus compras, un punto muy importante para el ecommerce que si lo sabe gestionar de manera correcta sin duda alguna mejorará la experiencia de compra.


Para ello muchos comercios a parte de contar con más de una empresa de transporte para estas fechas, han dado a sus clientes la posibilidad de elegir dónde, cómo y cuándo recibir sus pedidos.


La opción de dónde recibir los envíos maximiza sin duda alguna el éxito de entrega pues el usuario puede elegir si recibirá sus compras en casa, la recogerá en tienda, en puntos de conveniencia o en cambio optará por la recogida en puntos estratégicos de Click and Collect mediante Smart Lockers, estas últimas opciones ayudan además, a reducir entre 6 y 8 desde la producción de CO2.


La posibilidad de que el consumidor elija dónde, cómo y cuándo recibir sus pedidos maximiza el éxito de entrega.

Que el usuario pueda decidir sobre la forma de recepción de sus pedidos permite la eliminación de entregas fallidas con lo que logramos una reducción de las emisiones por paquete.


¿Se aumentará el volumen de ventas respecto a años anteriores o se mantendrán? ¿Se impulsarán más los puntos de recogida durante estas fechas específicas? En unas semanas podremos ver los resultados de esta jornada corta pero intensa de compras.