La innovación en el Retail y la obtención de las compras

El procedimiento de la compra y su obtención, ha pasado a ser una parte esencial en el Retail hacia su innovación, reflejada en la experiencia del nuevo consumidor.

En este apartado analizamos la “primera milla” i la “última milla”, el recorrido de los productos desde el punto en el que el consumidor hace su pedido, hasta que es preparado, enviado y recogido o entregado.

La primera milla es la que determina cómo va a ser la experiencia del cliente, es el momento en el que el consumidor clica y compra, empezando todo el procedimiento hacia la obtención del producto.

Nos encontramos en un contexto histórico del aumento del comercio electrónico en España, por lo que será muy importante disponer de herramientas suficientes para poder cumplir el volumen de las compras online, y seguir ofreciendo una buena calidad de servicio al consumidor.

LA PRIMERA MILLA


Esta empieza en el momento que el cliente completa su compra, representando el recorrido que hace el pedido desde el punto en el que se encuentra hasta el momento que es preparado y enviado hacia el cliente.

Para completar la primera milla de forma ágil y eficaz, se tienen en cuenta ciertos aspectos clave para poder ofrecer la experiencia final deseada al cliente.

- El almacén y el stock: Este momento es el que determina la eficiencia de la recogida del producto en el punto que se encuentra, para poder ser preparado y enviado para que llegue al cliente los modelos de entrega determinados.

LA ÚLTIMA MILLA

Hace referencia al tramo final del proceso de entrega de las mercancías en el destino indicado por el cliente. La logística aplicada a la última milla es muy importante, ya que determina la satisfacción final del cliente sobre la marca y el producto. Si la empresa falla en el proceso de entrega, el cliente en ocasiones no vuelve a comprar productos en esa empresa (un estudio concluye que más del 80% de los clientes no satisfechos no vuelven a comprar).

EFECTO DE LA COVID-19


La crisis sanitaria ha impulsado la innovación, haciendo que muchas empresas establecidas hayan adoptado una mentalidad abierta y se han vuelto mucho más ágiles en la forma de actuar y decidir.


En el futuro panorama del retail serán las marcas las que se muestren ágiles y adopten la flexibilidad que les ofrecen los avances en las soluciones 'cloud' y nuevas infraestructuras para la obtención de los pedidos.