¿Qué habría hecho Dalí con su equipaje?

Muy poco alojamientos ofrecen un espacio automatizado que permita a sus huéspedes guardar y custodiar su equipaje.

 

Os queremos contar una historia. Una historia que tiene lugar en una ciudad con mucho encanto e importancia turística. Una ciudad en el norte de Gerona, que guarda un encanto especial tanto por su morfología arquitectónica como por ser la ciudad que vió nacer y crecer a uno de los mayores exponentes del surrealismo, Salvador Dalí. ¿Sabes de qué lugar estamos hablando? te lo contamos enseguida, pero primero vamos a ponernos en contexto:


Luis y Carla, una pareja de amantes viajeros, se propuso hace unos meses recorrer los sitios más bonitos de España. Hoy llegan a un destino muy especial para la pareja. Llegan a la ciudad de Figueras.


Para Carla, estudiante de Bellas Artes, Figueras marca un punto importante en su recorrido. Va a visitar la ciudad que vió crecer a Dalí y no quieren perder ni un minuto de su tiempo porque, en general, si hay algo que nos moleste a todos es perder el tiempo y todavía más cuando viajamos.


Viajan con bastante equipaje, pues se encuentran en un recorrido sin fecha de vuelta a casa, durante sus viajes sus maletas les han interpuesto en situaciones un poco fastidiosas pero las más repetida sin duda ha sido:

  • Llegar antes de hora del check-in al hotel y no poder dejar las maletas en la habitación.

Sin duda un gran inconveniente para esta pareja que busca recorrer las calles de las ciudades sin perder ni un minuto y mucho menos teniendo que llevar el peso del equipaje mientras hacen turismo.


La pareja ha llegado a Figueras antes de tiempo. Se dirigen al hotel y hay varios escenarios posibles derivados de su temprana llegada:

  • La habitación está disponible y les permiten hacer ya el check-in y dejar las maletas y con ello, comenzar a hacer turismo.

  • La habitación no está disponible y...

  1. No pueden dejar las maletas en recepción por lo que tendrán que hacer turismo con ellas.

  2. Han elegido el hotel correcto que les ofrece la disponibilidad de guardar su equipaje de forma totalmente segura y sencilla en sus taquillas inteligentes, por lo que podrán hacer turismo cómodamente sin preocupaciones.

Esta vez, se han informado bien y han encontrado un hotel que además de tener automatizado el check-in y check-out, dispone de taquillas inteligentes que les permitirá dejar tanto su equipaje y otros Smart Lockers donde poder guardar sus bicicletas.


Así que gracias a la innovación tecnológica que el Hotel Rambla 33 de Figueres ha decidido implementar en sus instalaciones, Carla y Luis podrán disfrutar de una experiencia del servicio mucho mayor de la que ofrece el resto de hoteles.

Ahora podrán dar comienzo a su viaje. Caminar por la Rambla de Figueras, perderse por sus calles en las que diferentes estilos artísticos se enfrentan: el neoclásico mira con pudor al modernista y este con recelo al racionalista.


Al estar libres de equipaje, la joven pareja podrá recorrer todo el Teatro-Museo Dalí sin mirar el reloj, seguido del Castillo de Sant Ferrar (os imagináis recorrer este emblemático edificio con una maleta de mano) y poder terminar su jornada con una copa de vino D.O de la zona y probar el amplio abanico de especialidades gastronómicas de KMO que caracterizan a la ciudad de Figueras.


Sin duda alguna, cuando Luis y Carla terminen su paso por esta ciudad, recordarán, además de las obras de Dalí y el aspecto pintoresco de la localización, la grata experiencia que les ofreció su alojamiento que les permitió sin duda poder aprovechar al máximo esta escapada. A partir de ahora, será un punto indispensable para elegir alojamiento para sus próximos destinos.


Y ahora que la aventura de estos viajeros ha terminado, te lanzamos unas preguntas ¿qué haces con tu equipaje cuando no puedes dejarlo en el alojamiento?, ¿qué crees que hubiera hecho Dalí? nosotros creemos que hubiera buscado un hotel con este servicio para guardar su equipaje, porque no hay cosa más surrealista que el viajar de manera incómoda.