¡El retail también tiene vacuna, la OMNICANALIDAD!

Las plataformas online en estos últimos meses han percibido hasta un 55% de crecimiento del comercio online.


El año 2020, un contexto de pandemia que impulsa al Retail hacia un cambio radical. En las circunstancias actuales, hablamos de grandes desafíos, pero también un gran abanico de oportunidades a aprovechar.


Actualmente, los usuarios utilizan tanto los canales online como los offline en el momento de efectuar las compras. Es por eso, que el sector se enfrenta a un periodo de grandes retos, dónde la estrategia online es fundamental para atraer a nuevos clientes, mejorar los resultados y visibilidad y la competitividad del retail.


Es importante contar con herramientas que ofrezcan la conectividad necesaria que ayude a garantizar una buena visibilidad en el entorno online, sin dejar de lado las posibilidades que sigue ofreciendo el offline.


Los retailers deben estar preparados para adaptarse, ya que el comercio electrónico va a adquirir una mayor relevancia tanto para los minoristas como para los clientes, ofreciendo nuevos servicios y una experiencia omnicanal real.


SOLUCIONES Y SERVICIOS DE RECOGIDA

Florecen soluciones que integran el canal online junto con la tienda física para dar como resultado una gran experiencia de compra. El crecimiento de las compras online, conlleva el desarrollo de más herramientas para ser más competitivos, conectándose directamente a sus clientes para responder a las necesidades del cliente moderno.


Son procesos muy sencillos y efectivos cómo los puntos de recogida, que consiste en que el cliente realice sus compras en cualquier lugar a través de un dispositivo, para así poder pasar cómodamente a la hora conveniente a retirar su pedido, sin gastos adicionales por el servicio de entrega, ni quedar amarrado en su domicilio durante una determinada franja horaria.

Esto significa; comodidad para el consumidor, plena libertad de elección y en resumen una gran experiencia de compra.

Permite cerrar la brecha existente entre los canales de interacción con la tienda y agregar una nueva cadena de suministro al negocio del e-retail.


En las tiendas además garantizan una experiencia al cliente aún más personalizada y aumentar las oportunidades de up-selling y cross-selling, así como soportar escenarios de bajo contacto que hoy son muy valorados por los clientes.


En definitiva, las empresas del sector retail deben "saber adaptarse a los nuevos tiempos", aprovechando todas las tecnologías disponibles para crear una nueva experiencia de usuario.